Cómo cuidar los dispositivos tecnológicos en verano

Tips para protegerlos del sol, la arena, el agua y demás factores.

El calor y los hábitos del verano pueden complicar el funcionamiento de los dispositivos electrónicos: la arena, la tierra, el agua, la sal del mar, el calor y los rayos del sol son factores a tener en cuenta para cuidar y conservar los equipos tecnológicos en esta época.

Tomar una tablet, teléfono o cámara con las manos mojadas puede hacer que ingrese agua en su interior, de la misma manera que dejarla descubierta en la playa, puede resultar en arena atascada en los botones o puertos. A su vez, la temperatura elevada puede generar problemas en los dispositivos hogareños.

A continuación, algunos consejos para cuidar los dispositivos electrónicos este verano, ya sea en casa o de vacaciones:

Mantener la frescura: Las temperaturas muy altas combinadas con la humedad característica de esta época del año pueden tener efectos negativos en computadoras (ya sean PCs, notebooks o Mini PC). Para evitar problemas en los equipos, lo mejor es mantenerlos apagados cuando no están en uso. Si se trata de una notebook, es clave es no apoyarla sobre superficies blandas que obstruyan la ventilación mientras las usamos.

No olvidar la funda: En caso de ir a la playa o a disfrutar del aire libre, es importante no olvidar ponerle una funda a los gadgets. Además de un case o estuche para la tablet y el smartphone para protegerlos de la arena o polvo, suma contar con un cover plástico para pantalla, para evitar rajaduras provocadas por la arena.

Alejarse del agua: Salvo que los dispositivos sean resistentes al agua, lo mejor es mantener tablets, smartphones y gadgets pequeños lo más alejados posible de las piletas, mar, ríos o arroyos. Sin embargo, en caso de que efectivamente se mojen, lo recomendable es retirar la batería, secarlos y colocarlos en un recipiente con arroz para que absorba la humedad.

No dejar entrar virus: Al estar de vacaciones y no tener conexión a Internet constante, puede aparecer la tentación de utilizar redes de Wi-Fi desconocidas. Pero esto puede dejar entrar virus y darle acceso a visitantes no deseados a los equipos. La red de un bar o cadena conocida suele ser segura, pero con otras mejor no arriesgarse.

Evitar la exposición al sol: La exposición directa a los rayos solares es tan dañino para los equipos tecnológicos como para la piel. Y los más vulnerables suelen ser las tablets o smartphones, siendo los más portables. Es importante siempre dejarlos a la sombra y, en lo posible, en un lugar fresco. 

Fuente: Banghó