¿Qué es la armonización facial?

El doctor Gonzalo Wiersba, director médico de Geomedic, trae al país un tratamiento de rejuvenecimiento innovador, no invasivo, que se realiza en una hora, sin marcas, heridas, ni efectos secundarios, obteniendo resultados naturales.

Nada mejor para que una piel luzca más joven y fresca que un tratamiento que respete su naturaleza. La armonización facial se trata de un novedoso tratamiento de rejuvenecimiento y mejoramiento de la piel que en una hora, en solo tres pasos y de manera sutil borra los signos de la edad, eliminando y atenuando arrugas, mejorando la calidad de la piel y reduciendo la flaccidez.

El método consiste en lograr una Armonización facial dando pequeños toques en puntos claves seleccionados y personalizados según las necesidades de cada paciente, realizados de manera artesanal que consiguen un rejuvenecimiento integral armónico.

La novedad es que esta armonización toma muy poco tiempo, en aproximadamente 60 minutos, en consultorio, sin necesidad de entrar a quirófano, se consigue un rejuvenecimiento integral conservando la movilidad de la expresión, sin cicatrices, hematomas (moretones), edema (hinchazón), ni post-operatorio, con recuperación inmediata a la vida social. Es decir uno puede hacer el tratamiento y luego volver al trabajo, a una reunión, a la vida cotidiana.

El tratamiento

Este nuevo procedimiento solo introduce pequeñas dosis de toxina botulínica (Bótox®), ácido hialurónico reticulado (Juvéderm®) e hidroxibenceno. La toxina botulínica (Bótox®), hace desaparecer las arrugas de expresión o mímica (las del ceño, patas de gallo, frente) y atenúa las estáticas (las que se forman debido a la pérdida natural de volumen del tejido, de colágeno y de elasticidad). El ácido hialurónico rellena los pliegues y depresiones de la cara, recupera el volumen y se aplica por lo general en los surcos nasogenianos, y en la zona peribucal, y en forma muy sutil en el contorno de los labios para lograr un efecto elegante en los labios, sin excesos. El hidroxibenceno tiene efecto de un lifting no quirúrgico sobre la piel, eleva las estructuras que se han caído por el paso del tiempo mejorando la flaccidez dérmica.

La armonización facial es un tratamiento que no tiene efectos secundarios o reacciones adversas, se realiza con productos reabsorbibles (no permanentes), por lo que los resultados duran entre 9 y 12 meses aproximadamente.

Tengo muchos pacientes que me consultan para hacerse un rejuvenecimiento facial con un enorme temor a que les cambie la expresión o les modifique los gestos al relacionarse en público. Les digo que como médico estético busco que les digan: “¡qué bien te veo!”, y dejar atrás la popular frase: “¿qué te hiciste?”. Desde que trabajo en estética he tenido la visión de utilizar productos no permanentes (reabsorbibles) porque considero que la medicina estética es una moda, lo que se usa hoy no se usaba ayer, ni lo de hoy se usará mañana”, señala Dr. Gonzalo Wiersba, que tiene más de 10 años de experiencia de trabajo en España y trajo a la Argentina este método hace dos años.