Sexting: la unión del sexo y la tecnología

Una tendencia instalada en la nueva era de la comunicación.

El sexting va de la mano del furor de los smartphones, e implica el envío de mensajes de texto y fotos sexualmente explícitas. Para algunos puede ser nada más que un extra en la relación o quedarse en la etapa del flirting electrónico. La realidad es que cada vez contamos con más herramientas tecnológicas, cámaras integradas con mayor definición y, admitámoslo, cada vez nos separamos menos de nuestro celular o tablet. El nacimiento de esta tendencia era de esperar.

El sexting en sí ha sido tema de debate por su uso entre los más jóvenes, dado que puede ser peligroso si no se conoce a la otra persona: ¿Qué foto o mensaje le estoy mandando a quién? Siempre hay que recordar que la otra persona queda en poder de la foto. De mediar confianza en tu pareja de sexting, éste puede llegar a ser picante y divertido para probar.

Un extra: gracias al Instagram y otros programas de edición instantánea de fotos, las imágenes que envíes de vos misma pueden contar con filtros artísticos y opciones de luz, ¡que te harán aún más diosa!

Otra cosa a tener en cuenta al mandar los mensajes es que el corrector ortográfico de los smartphones puede traducir las palabras más ridículas. Desactivalo antes de sextear. La idea no es que se muera de risa con tus mensajes.

Consejos a la hora del Sexting:

– Menos es más. La idea no es ser súper gráfico y mostrar (o contar) de más. Sugerir y que la imaginación haga el resto.

– Esperá. Si la relación recién empieza, no es momento de sexting. Es aconsejable esperar un poco para que la confianza crezca y los dos estén cómodos para probar algo nuevo.

– Si tomaste unas copas de más el sexting no es la mejor idea. Una cosa es tomar un trago para soltarte y animarte a más. Pero tomar mucho puede llevar a malos entendidos y todo tipo de papelones.

– Si no confiás 100% en tu pareja (o sus amigos) pero te tienta la idea del sexting, acá va un tip: al mandar fotos, evitá que aparezca tu cara. Así te asegurarás que no circule tu foto hot por todos lados. Al menos, nadie sabrá que sos vos.

Por Lucía Mancini, directora de casamenteras.com.