Vuelta al jardín con la piel protegida

Hipoglós ayuda a mantener a los bebés y niños cuidados mientras juegan, aprenden y se divierten.

La vuelta al jardín es un momento especial, tanto para los pequeños como para los papás. Como espacio de juego y aprendizaje, el jardín es el lugar donde los bebés empiezan a ser cada vez más “niños”, avanzan en dejar los pañales si no los dejaron, y también, experimentan su fuerza y su motricidad. Y en ese proceso, la piel es uno de los órganos más expuestos: paspaduras, dermatitis, raspaduras y otras irritaciones en la piel pueden ser cosa de todos los días.

Hipoglós Pomada Cuidado Diario en la mochila de los chicos es la mejor aliada de las mamás y maestras para prevenir y contrarrestar irritaciones y la aparición de dermatitis, así como para regenerar la piel y cicatrizar lastimaduras, raspaduras y otras lesiones leves. Su fórmula contiene vitamina A, óxido de Zinc y aceite de bacalao, que son componentes cicatrizantes y antisépticos que contribuyen a regenerar la piel de los más pequeños (especialmente los bebés que usan pañales) y protegerla de los efectos de la humedad y el calor, el roce permanente al que la piel está expuesta, lastimaduras e irritaciones. Es muy importante seguir las recomendaciones del pediatra y utilizarlos según sus indicaciones.

Hipoglós está indicado para el uso diario en cada cambio del pañal contribuyendo a que la piel se mantenga suave y elástica protegiéndola de las paspaduras. También alivia los síntomas en la piel irritada y enrojecida, contribuyendo a su regeneración, devolviéndole la humectación y suavidad natural. Desde su creación, hace más de 70 años, Hipoglós acompaña a las mamás en uno de los momentos más importantes de su vida: el nacimiento y los primeros años de vida de sus hijos. Gracias a su reconocida fórmula protectora,  regeneradora y cicatrizante ha servido a generaciones de pediatras y mamás en el cuidado de la piel de los bebés, y también de toda la familia. Se consigue en farmacias de todo el país.